Entertainment

Tiene 63 años y da gracias a Dios por una vida sin hijos


Totia Meireles es una actriz brasileña que intentó tener hijos por asistencia artificial, pero cuando el método falló, ella concluyó que no debía tenerlos y ha sido muy feliz con su decisión.

Para muchas mujeres la maternidad es algo que anhelan experimentar. Convertirse en madre es un proceso complicado e increíble en el que no solo el cuerpo cambia, sino la forma de ver la vida. Sacrificar tantas cosas para ver crecer a un niño puede ser algo que muchas esperan con ansias. Pero hay otras mujeres que se dan cuenta que esa vida no es para ellas, y deciden no traer a un bebé a este mundo.

Instagram/totiameireles

La maternidad no es una decisión que debe tomarse a la ligera; y cualquiera que sea la resolución final: «sí» o «no», ambas deben respetarse.

La actriz brasileña Totia Meireles es una de las tantas mujeres que han optado por una vida sin hijos; y ella no podría estar más contenta con esta decisión.

Meireles ha tenido una larga y exitosa carrera en las pantallas chica y grande; y su vida personal también ha sido un éxito. Está casada con el doctor Jaime Rabacov con quien comparte su vida desde hace 30 años; aunque curiosamente, no viven bajo el mismo techo por motivos laborales.  A presar de eso, lograron formar una linda y pequeña familia con ellos mismos, y con los nietos de Jaime (de una relación pasada) a quienes Miereles aprecia y visita de vez en cuando.

Instagram/totiameireles

La principal causa de que la pareja no haya tenido hijos es debido a problemas de infertilidad. Intentaron resolverlos con algunos tratamientos e incluso recurrieron a la inseminación artificial, pero cuando este método falló, Mireles lo vio como una señal. Ella sintió que tal vez, la maternidad no era para ella; que no había venido al mundo para tener hijos.

«Doy gracias a Dios por no tenerlos. Los hijos son para cuando se es joven. Un hijo no es algo que al final del día lo apagas y lo cuelgas en el armario», declaró Meireles para la Revista Quem.

Instagram/totiameireles

La actriz decidió no ser madre y esto es algo de lo que no se arrepiente. Con 63 años de edad, ella puede mirar hacia atrás en su vida y la considera completamente bien vivida.
En compañía de su marido, encontró la paz y la alegría así como los beneficios de no haber tomado el rol de la maternidad.

Sin embargo, ha tenido que lidiar con muchísimas críticas y ataques hacia su persona. Muchos consideran que hay algo «mal» en su interior por no haber tenido hijos y se lo reprochan. Pero Totia está muy agradecida con su increíble vida y no se arrepiente.

Instagram/totiameireles

Además, el apoyo de su esposo ha sido fundamental para ella; sobre todo porque esa decisión importantísima fue tomada por ambos y quedaron conformes con el resultado.

Totia Meireles no lamenta no haber tenido hijos sino todo lo contrario; ella considera que fue la mejor decisión de su vida y es realmente feliz así.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.