Politics

Rusia se aferra a las criptomonedas para evadir las sanciones


Rusia puede recurrir al mercado de criptoactivos para tratar de evadir las sanciones económicas impuestas por el resto de potencias globales tras su invasión de Ucrania, y el uso de este recurso puede llevar al aumento del cibercrimen contra los Estados Unidos y la Unión Europea.

Desde que Vladimir Putin orquestara la fatídica invasión de Ucrania, Rusia está haciendo frente a severas sanciones económicas impuestas por Occidente.

Estos castigos financieros provocaron un desplome de hasta el 30 por ciento en el rublo ruso. Y ante tal recorte, datos como los ofrecidos por la agencia francesa Kaiko mostraban que los inversores del país euroasiático corrieron raudos a salvaguardar su capital haciendo uso de criptomonedas como el bitcoin.

De acuerdo a las cifras recogidas por Kaiko, los volúmenes de negociación entre el rublo ruso y el bitcoin aumentaron la semana pasada hasta máximos de los últimos nueve meses, superando ampliamente los 1.500 millones de rublos el pasado jueves y llevando al bitcoin a superar la cota de los 43.000 dólares durante la jornada del lunes, después de firmar su mayor subida desde julio.

Ahora, este patrón de uso del criptomercado empleado por algunos inversores para protegerse del desplome del rublo puede copiarlo el gobierno de Rusia, y la plataforma de análisis de blockchain, Elliptic, explica cómo y por qué puede evadir Putin las sanciones gracias a los criptoactivos.

BITCOIN
BITCOIN (BTC)

0,45 %

1h

5,51 %

24h

17,74 %

7d

Los criptoactivos como vía de escape, no como solución a todos los males

El análisis de Elliptic señala que “el impacto de las sanciones a Rusia será severo”, llevando a que el país sufra un aumento sustancial de los costes a la hora llevar a cabo transacciones energéticas.

Un golpe del que tampoco escaparán los mercados de capitales ni los oligarcas cercanos al gobierno ruso, que “si quieren hacer negocios fuera del país, tendrán que encontrar soluciones alternativas”.

En este contexto, el informe señala que a pesar de que Rusia todavía tiene algunas vías abiertas para comerciar, “es indudable que tendrá que identificar mecanismos financieros y comerciales alternativos si quiere amortiguar todo el impacto de las sanciones”.

Por ello, desde Elliptic concluyen que los criptoactivos pueden ofrecer a Rusia un salvavidas frente a las sanciones, a pesar de indicar que es inviable que las criptomonedas alcancen la escala de transacciones financieras necesarias para que Rusia compense las grandes interrupciones de sus flujos financieros y de materias primas.

“Es muy probable que Rusia -y las entidades y los individuos señalados por las sanciones- recurran al cripto cuando sientan el impacto del castigo, incluso si este mercado puede representar solo una pequeña parte de la actividad general de evasión de sanciones de Rusia“, explica el informe.

Los motivos que ofrecen desde Elliptic para refrendar este pensamiento es que “los criptoactivos ofrecen un método de transferencia de valor descentralizado y resistente a la censura, que permite realizar transacciones fuera del sistema financiero regulado”.

Unas características que, en consecuencia, “pueden resultar atractivas para quienes buscan evadir las restricciones impuestas a través de mecanismos centralizados como SWIFT”, y que además ofrece diversos métodos para conseguirlo.

El minado, el cibercrimen y las plataformas no reguladas

Una de las formas en que Elliptic señala que Rusia puede recurrir al criptomercado para escapar de las sanciones impuestas es abrazar la minería de criptoactivos como fuente de ingresos.

“El país puede recurrir a sus vastas reservas de energía para generar fondos o pagar las importaciones, al igual que Irán, que, según nuestras estimaciones, puede haber recaudado hasta 1.000 millones de dólares en ingresos procedentes de la minería de bitcoins”, detallan desde la plataforma de análisis.

Esta opción supondría un indudable golpe reputacional para el criptomercado, pero sería legal dentro de los márgenes establecidos para el mismo, puesto que no existe regulación sobre quién puede minar estos activos.

Otras alternativas para Rusia, en cambio, implicarían el ataque directo a plataformas de compraventa, o la complicidad de las mismas para realizar transacciones.

“Rusia podría seguir el ejemplo de Corea del Norte y recurrir a la ciberdelincuencia para acceder a los criptoactivos”, aseguran desde Elliptic.

En los últimos tiempos, Corea del Norte ha utilizado la piratería informática y el ransomware para sustraer criptoactivos de las plataformas de intercambio, lo que le ha permitido obtener más de mil millones de dólares en criptoactivos.

Y esta opción, de acuerdo a la casa de análisis, es perfectamente viable para un país que siempre ha estado en el punto de mira de la sospecha sobre los ataques cibernéticos a Estados Unidos y la Unión Europea.

La última opción planteada desde Ellliptic es que las personas y entidades sancionadas en Rusia pueda aprovechar los servicios de intercambio no regulados o cómplices para acceder a los criptoactivos y evadir las restricciones bancarias.

En el otoño de 2021, matizan desde la plataforma de análisis, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Tesoro de los Estados Unidos sancionó a los intercambios de criptoactivos SUEX y Chatex por su rol en el lavado de cientos de millones de dólares en cripto para bandas de ransomware con sede en Rusia.

Las empresas o personas rusas penalizadas, así como los miembros de sus familias, por tanto, podrían seguir un camino similar y buscar intercambios dispuestos a mover fondos fuera del sistema bancario, socavando la eficacia de las medidas de sanción impuestas hasta la fecha.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.