Politics

Olocau rescata el lustre de su condado



Hace a penas dos años, Olocau se volcaba en dar a conocer el Puntal dels Llops, un yacimiento íbero de gran interés turístico que ofrecía una excursión corta y divertida hasta una atalaya fortificada hace 15 siglos desde donde se divisa la actual localidad de Olocau. Ahora, tras meses de rehabilitación, a este castro íbero le vuelve a vigilar la Torre de Pardines, de origen musulmán, y la casa solariega de la Senyoria, origen del condado que lleva el nombre de la actualidad y que aún sigue vigente como título nobiliario.

Las obras de restauración han devuelto el esplendor a este municipio clave en la baja edad media. Tras años de abandono debido a la gran inversión que se necesitaba para su reparación, el consistorio optó a las ayudas del Gobierno del 1,5 % cultural, destinado a la financiación de obras de consolidación del patrimonio en España. Hoy, tras la inversión de medio millón de euros, Olocau vuelve a presumir de fortaleza.

La rehabilitación se ha producido en todo el conjunto del Castell, donde se integra la torre, del siglo XIII, y tras la conquista de Jaume I se anexó una vivienda palaciega que se finalizó en el siglo VV, donde se ubicó el linaje de la familia Vilaragut y más tarde Fenollet. La actual vivienda corresponde al siglo XVIII, ya que la anterior construcción fue destruida por el terremoto de 1755.

Además, se ha urbanizado el espacio alrededor de la parcela de la torre, la plaza colindante y se ha restaurado el antiguo depósito de agua que ahora es una sala de exposiciones. La casa, que ya podía visitarse, mantiene la cocina y habitaciones así como las caballerizas. De los 530.511 euros que ha costado la rehabilitación, el Gobierno central ha financiado el 75%.

La inauguración esta semana por parte de la Ministra de Transportes, Raquel Sánchez, responde a un hecho histórico: tras la Guerra Civil y debido a la falta de recursos en este municipio del Camp de Túria, hubo una gran migración hacia Cataluña y en concreto Gavá, donde había trabajo en la siega de la palma. Allí se establecieron un elevado número de nativos hasta tal punto que hoy son pueblos hermanados. Por la ascendencia olocauina, la ministra, exalcaldesa del municipio catalán, inauguró estas obras de rehabilitación que han revivido la historia de este condado valenciano.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.