Sports

MotoGP – GP Portugal 2022: ¿Y por qué no Rins?

Hasta él acepta la etiqueta de ‘El nuevo Rins’. Porque lo nota, algo ha cambiado, o mucho. Ha pasado de un 2021 en el que en cuanto forzaba se iba al suelo, casi sin saber por qué a un 2022 en el que por mucho que tenga que recuperar en carrera y apretar para adelantar, casi todo le sale.

Portimao fue la constatación de que su estado de gracia no es puntual. Por culpa de malas elecciones de neumáticos con la cambiante pista se vio 23º en parrilla, pero hizo, como otras veces, una arrancada espectacular. Su primera vuelta fue tan increíble que ya pasó por meta décimo. Luego, noveno en la segunda; octavo en la cuarta; sexto en la octava y ya cuarto en la 19º, cuando sus castigadas gomas y el tren delantero le aconsejaron que diera por bueno esa plaza. “No me acuerdo mucho. Lo único de lo que me acuerdo mucho es del pique entre Aleix y Álex Márquez, sacando los codos en el ‘tobogán’. Lo he visto pasar todo muy rápido. Nos hemos colocado bien, he optado por irme por el exterior cogiendo el riesgo de que algún piloto me pudiera empujar hacia afuera, pero, poco a poco, me sentía bien, iba haciendo adelantamientos por el interior, por el exterior, bonitas batallas en adelantamientos limpios, no me gusta ser muy sucio. Le he enseñado una vez la rueda a Aleix, estaba sufriendo ya con el neumático delantero, la parte derecha, y gracias a Aleix, que me ha llevado un poco. Se me iban yendo las opciones de adelantarlo hasta que opté por acabar la carrera. Me estaban marcando que cada vez sacaba más distancia a Oliveira”, resumía.

Pero es que el barcelonés es un consumado especialista en crecerse en carrera. En Qatar, salió décimo y acabó tercero. En Indonesia, de octavo a quinto; en Argentina, de séptimo a tercero y en Texas, de séptimo a segundo. Sumado a las 19 plazas recuperadas en Portugal hacen 34 posiciones remontadas del sábado al domingo. “Le doy más valor a esta remontada. Cada remontada es especial, como cada carrera es diferente. Ésta ha sido una de mis mejores carreras. Salíamos prácticamente últimos y pasar décimo la primera vuelta no es nada fácil y no hay muchos sitios donde adelantar en este circuito”, exponía.

Las claves

A la hora de analizar qué hay de nuevo en este Rins, ve varias claves: “Es un cúmulo de cosas. Tanto la moto como yo hemos mejorado, hemos hecho un paso hacia delante y esto me ayuda a ser más constante, sentir más la moto, a pensar un poco más encima de la moto. Estamos trabajando de una forma que no habíamos trabajado nunca y está dando sus resultados”.

Coliderato

Por eso, ni duda cuando se le pregunta si luchará por este Mundial. “¿Por qué no?”, suelta. De hecho, es colíder junto a Quartararo. Fabio aparece delante porque ha ganado una cita, la del Algarve. El francés sigue lamentando algo de su Yamaha, pero en Portimao lo compensaba. “Nunca he dicho que la moto no estuviese funcionando bien. La moto funciona de una manera que si no funciona no puedes estar luchando por este tipo de posiciones. Nos falta mucha velocidad punta, pero en este circuito no me sentía mal a nivel de eso porque conseguía salir muy rápido en la última curva. El punto clave para mí ha sido el último sector. Me sentí mucho mejor en este circuito y eso es todo, pero nada, verdaderamente, ha cambiado”, aseveró.

Aleix, aspirante

Claro que es un Mundial tan abierto que hasta Aleix, tercero tras Zarco, se ve en la pelea: “Estoy disfrutando mucho. Es una posición nueva para mí, que estoy luchando por el título, debería estar nervioso, pero es todo lo contrario, estoy muy relajado. La vida me sonríe, me lo estoy pasando muy bien. Sé que tenemos una buena oportunidad este año. El binomio Aprilia-Aleix funciona muy bien y hay que aprovecharlo“.



Source hyperlink

Leave a Reply

Your email address will not be published.