Entertainment

“Me gusta el salseo, la presión y la tensión”


“El entretenimiento es mucho más complicado de hacer que la información”, nos aseguraba hace escasos tres meses Ion Aramendi, con motivo del estreno de La noche de los cazadores en La 1. En aquel momento, la conversación giraba en torno a su consolidación como principal comodín del entretenimiento de TVE, una etiqueta que asumía con humildad y agradeciendo las “carambolas” que le habían llevado hasta ese lugar. Menos de dos meses después, los giros del destino hacían que, en el mejor momento de El cazador, el concurso con el que entró en la disciplina de la cadena pública, se convirtiera en sorpresivo fichaje de Mediaset. Apenas un mes más tarde tenía lugar su debut como conductor de Supervivientes: Conexión Honduras.


Ion Aramendi se estrenó en 'Supervivientes' como un soplo de aire fresco y comparaciones con Jordi González

Ion Aramendi se estrenó en ‘Supervivientes’ como un soplo de aire fresco y comparaciones con Jordi González

Saber más

“Ni en el mejor de mis sueños pude pensar que fueran las cosas así”, reconoce el guipuzcoano a verTele. El proceso ha sido “vertiginoso”, pero se muestra plenamente convencido de la decisión tomada: vuelve a Telecinco, la cadena donde se dio a conocer como reportero de Sálvame, “por la puerta grande” y habiendo crecido como profesional, preparado para asumir proyectos de envergadura. Asume la pena en lo private, por el equipo forjado y la experiencia vivida en la corporación pública, pero es tajante al sentir que “el reto profesional lo había cumplido con creces”.

No miro para atrás con nostalgia, ni con dudas ni con pena”, asevera el presentador, que de cara al presente se siente plenamente adaptado a las necesidades de un rol que asume con complete emoción dentro del actuality estrella de Telecinco: “Hay gente que ante los retos muchas veces se hace pequeña y yo ante los retos me hago grande. Me gusta el salseo, la presión y la tensión”, asegura. Por de pronto, la recepción ha sido muy positiva, y da buenas vibraciones de cara al futuro dentro de la casa: “Tenemos sobre la mesa varios productos a futuro. Estoy ilusionado con lo que pueda pasar más allá de Supervivientes”.



Hablábamos hace apenas tres meses, y la situación ha cambiado bastante. No sólo has fichado por Telecinco, sino que ya has debutado con honores en la cadena. ¿Ha sido para ti este cambio tan fulgurante? ¿Has tenido oportunidad de tomar plena consciencia de todo lo que ha ocurrido?

Ha sido vertiginoso. Ya sabes cómo son estas cosas: uno no dirige ni su vida profesional ni la private nunca. A medida que iba haciendo cositas, a lo mejor tenía cierta repercusión como para que se fijaran otros en mí. Y así ha sido: Mediaset en un momento dado determine hablar conmigo y hacerme una propuesta, que a mí me parece más que interesante. Es un paso pure en mi carrera. Es verdad que en muy corto plazo he tenido que tomar decisiones muy importantes en mi vida, pero estoy súper orgulloso y satisfecho. Ha sido una decisión conjunta con mi familia, con mi mujer. Ambos estábamos de acuerdo en que esto period, si no un sueño por cumplir, que también, algo que quería hacer, como es volver a Mediaset por la puerta grande y con un programa tan espectacular como Supervivientes. Ni lo soñaba, quizás alguna vez lo pude pensar: ‘¿Te imaginas volver?’… Y al ultimate se ha cumplido, así que estoy muy contento.

¿Era esta la oportunidad que estabas esperando, hacer frente a un gran formato? ‘Supervivientes’ es actualmente uno de los exhibits más grandes y de mayor despliegue en televisión, y uno de los más sólidos y estables.

La oferta period irrechazable. Además de proponerme una carrera a largo plazo, ofrecerme de primeras uno de los prime occasions más importantes que tienen, que es el domingo, para mí es algo que no podía rechazar. Imagínate. Estoy súper ilusionado con cómo está yendo. Ni en el mejor de mis sueños pude pensar que fueran las cosas así. Ahora estoy con los pies en la tierra y con ganas de seguir trabajando y creciendo, que es lo importante.

Hay gente que ante los retos muchas veces se hace pequeña y yo ante los retos me hago grande

Ion Aramendi

Telecinco fue la casa donde te diste a conocer. Mucho ha cambiado tanto tu carrera como la cadena, y hasta el programa en que te diste a conocer, ‘Sálvame’. De hecho, ahora está Adela González, con quien hiciste tándem cuando saliste rumbo a ETB para conducir ‘Qué me estás contando’. ¿Cómo sientes ahora esta vuelta y cómo te has encontrado a la cadena?

Ha sido fantástico. Habla muy bien de una empresa el que la mayoría de gente de la que me despedí hace seis años esté en muchos departamentos: los departamentos de maquillaje, de seguridad, las azafatas, los equipos de publicidad, directivos… El mantenimiento de toda esa gente durante tanto tiempo me hizo sentir como en casa desde el minuto 0. Recordaba a la gente que me recibía, eran todos conocidos. Ha sido una vuelta a casa de verdad, pero en otras circunstancias. Tengo seis años de carrera, de aprendizaje y crecimiento y siendo otra persona, o al menos otro profesional. Me han recibido con los brazos abiertos, con un mimo y cuidado que no es fácil encontrar.

Desde hace años ‘Supervivientes’ mantenía un elenco de presentadores muy estable. ¿No sentías vértigo por cómo aterrizarías en un formato tan rodado?

Sí, de primeras es un reto profesionalmente que es un caramelo. Pero a la vez es algo que genera mucho vértigo. Estoy acostumbrado a hacer mi programa grabado, mi concurso grabado también para prime occasions… Pero este es un programa en directo en el que tiene que estar al 200%. Te exige mucho. El vértigo, el miedo a ese salto, se puede tener, pero para mí eso no ha sido bloqueante, todo lo contrario. Los retos te hacen crecer. Hay gente que ante los retos muchas veces se hace pequeña y yo ante los retos me hago grande. Me pasaba en el baloncesto cuando period chaval, porque soy de los que les gustaba jugarse la última canasta.

Me gusta el salseo, la presión y la tensión. Vivo muy bien y me manejo muy bien ante la tensión. O eso es lo que he aprendido a lo largo de mi vida. Con seguridad y confianza de estar capacitado para hacerlo. Si no, no hubiera aceptado. Creo que estoy de sobra capacitado para afrontarlo, para ir creciendo, para cada vez mejor y para convertirme en el presentador que me apetece ser. Para ser un presentador de referencia y abrir camino a mucha otra gente.



Las opiniones han sido muy positivas tras el estreno, del que se destacó ese espíritu enérgico y diversión. ¿Qué es lo que crees que aportas a un formato como este?

Básicamente lo que dices y lo que la gente cuenta. Muchísima ilusión, muchísimas ganas y muchísimo ímpetu. Soy una persona muy energética y muy orgánica, y en la presentación me gusta eso, traspasar la pantalla con las emociones que estoy viviendo y que la gente la pueda sentir en casa. Eso es la clave de la comunicación.

Lo que puedo ofrecer es mi trabajo, mi esfuerzo para hacerlo lo mejor posible, y mi energía. Yo alabo a todos los presentadores que ha tenido Supervivientes desde que comenzara con Jesús Vázquez, y todos los que han pasado por aquí. Todos son grandes profesionales. No vengo a nada más que ser yo mismo, no me creo ni mejor ni peor, tengo mi propio estilo como ellos tenían el suyo. Yo es lo que aporto con muchísimas ganas. No sé si es algo especial o no.

¿Has tenido oportunidad de hablar con Jordi González? Sus debates estaban a menudo marcados por la tensión, ¿cómo te ves para afrontarla?

Yo colaboré con Jordi González en el Debate de GH en tres ediciones. No tengo relación con él más que la profesional que tuvimos. Aprendí mucho cuando estuve de colaborador con él, aprendí un montón. Me fijaba mucho en su papel. Es un gran profesional. No tengo relación, no le he podido pedir consejo, pero estaría encantado de recibirlo.

Además de una carrera a largo plazo, ofrecerme uno de los prime occasions más importantes es algo que no podía rechazar

Ion Aramendi

¿Qué te parece en sí el casting, lo que has visto hasta el momento? ¿Hay algún concursante en specific al que tengas ganas de tener delante en plató?

En principio no tengo ganas de ver a ninguno, quiero que todos vivan la experiencia y se mantengan lo máximo posible. El propio devenir hace que tenga expulsados y los tendremos que recibir. Me apetece tenerlos en plató cuando el público decida y preguntarles por todas sus andanzas. El programa me está encantando, lo sigo día a día, creo que estamos en el arranque y se están viendo muchísimas cosas, se van posicionando y cada uno está adoptando un papel que varíe, gire, cambie en un futuro. Pero lo visto me está encantando. Me está pareciendo una edición especial y quiero ver cómo evoluciona.



Estábamos hablando hasta ahora del presente más inmediato, pero el pasado profesional queda aún reciente. Tanto como para que aún falten días para que se emita tu despedida de ‘El cazador’. ¿Costó dejar RTVE después de estos más de dos años, en los que además te habías vuelto un comodín para ellos y cuando ‘El Cazador’ vive su mejor momento?

Sobre todo a nivel private. Hemos creado una familia maravillosa, dirigidos por Estefanía, por Jon García Flores, hemos conseguido convertir un equipo humano en una familia. Es lo que más me ha costado. El reto profesional había cumplido con creces. Llevaba más de 500 programas grabados… Estoy muy feliz de dejarlo en el mejor momento, y estoy convencido de que es un programa con largo recorrido. Rodrigo, el nuevo presentador, mostrará su buen hacer, con su estilo, y hará que el programa se mantenga y crezca. Le deseo lo mejor.

Pero cuando tomas estas decisiones en la vida, no puedo mirar atrás. Es agridulce por lo private, pero en lo profesional he dado un paso hacia adelante en mi carrera. Estoy convencido y encantado con lo que he hecho y feliz de mirar hacia adelante. No soy de mirar atrás, solo miro atrás para agradecer. He sido muy feliz en TVE, le agradezco lo que ha hecho por mí, igual que lo agradecí en su momento a Euskal Telebista, e igual que a quienes me contrataron en Mediaset y me tuvieron siete años haciendo de reportero, en La Fábrica de la Tele. Estoy muy agradecido cuando miro para atrás, pero no miro para atrás con nostalgia, ni con dudas, ni con pena. La pena es por lo humano, pero seguiremos siendo amigos. Estoy súper contento con lo que he hecho.

Dio además la casualidad de que os fuisteis casi a la par Diego Losada y tú. ¿Habéis llegado a coincidir en vuestra nueva etapa, a valorar esta situación paralela?

Diego y yo tenemos buena relación, ya la teníamos en TVE. Pero nunca jamás de un futuro profesional ni de compartir cadena en otro sitio. Yo creo que estábamos satisfechos con lo que estábamos haciendo, y nadie lo esperaba. A lo mejor en el fondo de mi mente pensaba que algún día me podría llamar Mediaset. No me planteo ese tipo de objetivos. Soy realista en ese tipo de cosas. Las cosas llegan cuando quieren y como quieren, y a él creo que le llegó igual que a mí: de sopetón, de golpe, y si te apetece, adelante. Nos hizo gracia, nos encontramos un día en maquillaje en Mediaset. Nos dimos un abrazo y dijimos, ‘Nueva etapa, a seguir creciendo’.

Estoy muy agradecido cuando miro para atrás, pero no miro para atrás con nostalgia, ni con dudas, ni con pena

Ion Aramendi

Y del pasado al futuro: en nuestra anterior entrevista, hablabas de que no te sentías responsable de adónde estabas llegando. Ahora que inicias nueva etapa, ¿has pensado en el futuro más allá de ‘Supervivientes’ en Telecinco, en lo que te gustaría o esperas hacer después, o buscas una cierta sorpresa?

Está claro que este es el punto de partida. Mediaset ha confiado en mí para liderar el programa de los domingos, pero no es solo para eso. Tenemos sobre la mesa varios productos a futuro, estoy ilusionado con lo que pueda pasar más allá de Supervivientes. Ya sabes cómo son estas cosas. Ya veremos. Estoy expectante ante cuál es el siguiente paso, el siguiente reto, pero de momento, con Supervivientes voy que chuto. Estoy feliz y encantado, y espero seguir haciéndolo lo mejor posible. Ojalá crezcamos en audiencia, en mejoras… Y lo siguiente que venga, bienvenido será. No sé qué me va a deparar el futuro. Fíjate todo lo que ha pasado desde hace tres meses. Vete tú a saber qué pasa para la siguiente vez que hablemos.



Source hyperlink

Leave a Reply

Your email address will not be published.