Politics

las 3 claves del nuevo plan estratégico


Política comercial, impacto de la subida de tipos y ahorro de costes son las tres claves que definirán el nuevo plan estratégico de Caixabank, el primero tras la fusión con Bankia, que presentará el 17 de mayo durante el Investors Day.

El desafío de este nuevo plan es el entorno en el que se presenta. A diferencia del resto de bancos (cuyos planes estratégicos datan de 2021), éste estará marcado por un entorno inflacionista, subida de tipos, incertidumbre sobre el crecimiento y con la guerra en Ucrania como telón de fondo.  

En cuanto al primer apartado, la política comercial seguirá girando en torno a la concesión de hipotecas, puesto que la subida de tipos por parte del Banco Central Europeo (BCE) y del euríbor junto al dinamismo del sector inmobiliario será una fuente de ingresos para la entidad.

“Además, el momento de ciclo (con elevada incertidumbre) es propicio para ello, ya que estos productos tienen menos tasa de morosidad y proporcionan ingresos estables”, explica Nuria Álvarez, analista de Renta 4.

El negocio hipotecario también permite apuntalar el negocio de bancaseguros a través de Vidacaixa, como consecuencia de las ventas cruzadas que implica las ofertas hipotecarias vinculadas.

Esto implica, señalan desde UBS, una mayor diversificación de ingresos a través de tarifas y seguros, a lo que habría que sumar las sinergias completas de la fusión por absorción de Bankia.

En cuanto a las comisiones, no esperan grandes cambios. Marisa Mazo, analista de GVC Gaesco, explica que el cambio de fondos a depósitos será lento, lo que permitirá mantener los ingresos a través de esta partida, pero reconoce que aunque “los fondos son más rentables que los depósitos, sí puede haber una base de clientes que exijan estos productos”.

Al respecto, Álvarez cree que el objetivo de crecimiento vía comisiones será más moderado que en años anteriores, pero matiza que “vienen de crecer mucho”.

La subida de tipos impactará de manera positiva en el margen de intereses

En el plan estratégico que presentará Caixabank será determinante ver cómo se posiciona ante la subida de tipos y del euríbor. Para los analistas de UBS, el incremento de 50 puntos básicos en los cálculos se ha quedado corto y apuestan más por 150 puntos básicos, que impactaría de manera positiva en el margen de ingresos por intereses de entre el 15 y el 20 por ciento adicional.

Aunque la opinión general de los analistas consultados por finanzas.com es que en términos de ingresos la entidad presentará un objetivo de mejora del margen de intereses sobre el 5 por ciento por la subida del euríbor, que, aunque comience en 2022 debería notarse totalmente en 2023 y 2024 (el plan abarca desde 2022 hasta 2024).

A ello habría que añadir que la evolución de la cartera ALCO ampliada, esta última también disfruta de una dinámica acumulada tanto de trimestres anteriores como los que están por llegar.

Cualquier cifra por encima del 5 por ciento sería positiva para la acción, en cambio decepcionaría un porcentaje menor, explican los expertos.

Finalmente, los expertos esperan que las guías sobre el ROTE, que mide la rentabilidad de la compañía, se sitúen en torno al 11-11,5 por ciento, aunque el mercado sitúa como objetivo de la banca el 12 por ciento.

Contención de costes gracias al plan de ahorro

¿Qué se puede esperar en cuanto a la contención de costes? Los analistas ponen el foco en este apartado para los próximos años por las tensiones inflacionistas. Al respecto, Álvarez destaca que este año se debería recoger el plan de ahorro de costes emprendido el año pasado. Además, el impacto inflacionista en los salarios está muy limitado porque las subidas salariales son moderadas una vez que ya está firmado el convenio.

No obstante, los expertos de UBS sí consideran al incremento de costes como un factor de riesgo ante tanto un nuevo acuerdo salarial como la realineación gradual de las condiciones salariales entre Caixabank y Bankia.

La otra área potencial de contención es el coste del riesgo, donde sus proyecciones sí tienen en cuenta cierta normalización de los tipos de 25 puntos básicos para este año, pero probablemente “no ofrecen total comodidad en un entorno de ralentización macro más marcada”, reiteran desde UBS.

En cuanto al dividendo, la entidad mandará un mensaje de confirmación del pay out en torno al 50 por ciento del beneficio y de un 5 por ciento en recompras de acciones.

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Facebook | Linkedin | Flipboard. También en su app de mensajería: Telegram






Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.