News

La Casa Blanca pide investigar los precios y las prácticas abusivas en la crisis de suministro de leche infantil en EE UU | Sociedad


Estantes vacíos en un lineal de fórmula infantil, este martes en una farmacia de la cadena CVS en San Antonio (Texas).
Estantes vacíos en un lineal de fórmula infantil, este martes en una farmacia de la cadena CVS en San Antonio (Texas).KAYLEE GREENLEE BEAL (REUTERS)

El 17 de febrero, el fabricante de fórmula infantil más grande de EE UU, Abbott Nutrition, retiró de la circulación varias líneas de leche maternizada. También detuvo la producción en su fábrica de Sturgis (Michigan). La acción cautelar obedecía a sospechas de contaminación en las instalaciones, un hecho presuntamente responsable de que cuatro bebés enfermaran, y dos de ellos murieran, entre finales de 2021 y principios de este año. Este es el origen inmediato de la acuciante crisis de suministro de leche maternizada que vive el país, en la que hoy ha tomado cartas la Casa Blanca.

El desabastecimiento no constituye empero una novedad, ya que se arrastra desde comienzos de 2021. Pero la conjunción del cierre cautelar de los laboratorios y la continuada disrupción en las cadenas de suministro que también se acarrea desde 2021 convierte el déficit en una tormenta perfecta. En abril pasado, el mercado de fórmulas infantiles registraba una escasez en torno al 40%.

Esta semana ha alcanzado el 43%, con Estados más afectados que otros (Misuri, Tennessee y Iowa) y un peregrinaje de padres y madres por comercios, farmacias y el gran mercado de Internet, donde la búsqueda provoca precios cada vez más desorbitados. La inquietud es tal que ha merecido la atención del Ejecutivo federal. La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, ha dicho este jueves que la Administración hará todo lo necesario para solucionar el problema, que sigue muy de cerca, mientras el presidente Joe Biden se reunía con representantes del sector para abordar la crisis.

Biden intercambió impresiones con productores —que han intentado colmar el hueco dejado por la inactividad de Abbott— y minoristas, incluidos los directores ejecutivos de las principales cadenas de distribución del país. A todos ellos, según el comunicado difundido por la Casa Blanca, pidió el máximo esfuerzo para garantizar a las familias el número de envases que precisen, dado que de momento la venta está limitada a varias unidades por cliente. Biden subrayó los problemas específicos de los minoristas y cómo están trabajando para reponer mercancía en los estantes, sobre todo en áreas rurales, que revelan una gran disparidad de acceso. El abastecimiento de las comunidades más remotas es otra prioridad de la Casa Blanca, dijo el mandatario.

Entre las medidas anunciadas hoy, destacan tres: homologar el tamaño de los envases en uno, para agilizar la velocidad y escala de la producción; instar a la Comisión Federal de Comercio (FTC, en sus siglas inglesas, agencia federal que vela por la libre competencia) y a los fiscales generales a tomar “medidas enérgicas contra cualquier aumento de precios o prácticas de mercado desleales” (como la reventa online del producto “a un precio varias veces superior”); y agilizar los trámites para la importación de existencias. Estados Unidos habitualmente produce el 98% de la fórmula infantil que consume, el resto procede de México, Chile, Irlanda y los Países Bajos.

“Como resultado de nuestro trabajo continuo, se ha producido más fórmula infantil en las últimas cuatro semanas que en las cuatro semanas anteriores a la retirada [de Abbott] del mercado”, ha dicho en un encuentro telefónico con periodistas un alto funcionario de la Casa Blanca. “Pero también sabemos que las familias de todo el país siguen preocupadas, especialmente aquellas que dependen de productos especiales que son más difíciles de sustituir y que se solo se producen en las instalaciones de Michigan”.

Los laboratorios Abbott han informado este miércoles de que podrían reiniciar la producción en las instalaciones de Michigan en un plazo de dos semanas, mientras dos fabricantes del ramo han incrementado su actividad estas semanas hasta en un 50%, trabajando las 24 horas al día los siete días de la semana.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.