News

Fútbol | Real Murcia: Tres lustros del último gran día de felicidad máxima para el murcianismo


Icónica celebración del gol del ascenso en El Toralín del uruguayo Iván Alonso. / MARTÍNEZ BUESO

El club grana recuerda el 15º aniversario de su último ascenso a Primera, en Ponferrada con el gol de Iván Alonso, soñando con subir a 1ª RFEF

Para todo murcianista es imposible no echar la vista atrás y acordarse de tiempos mejores, donde el Real Murcia era temido en campos ilustres, de renombre nacional, y donde era conocido como ‘El Rey de Segunda’. Muy lejos queda ya aquella invasión a El Toralín donde más de quinientas bufandas granas coloreaban una estampa idílica en la historia murcianista. Con un Iván Alonso que, subido a su moto, remolcó al club grana a Primera División, el equipo, dirigido entonces por Lucas Alcaraz, consumó el ascenso tras el pitido final en un partido que terminó empate a uno. Los desplazados tomaron el césped en el que sería el último encuentro de la leyenda grana, Jose Luís Acciari, en su primera etapa como murcianista y después de vivir dos ascensos a la máxima categoría del fútbol español.

Y es que el de El Toralín fue su decimoprimer y último ascenso a la categoría que hoy tanto añoran los granas. Gracias al mismo, el equipo, presidido entonces por Jesús Samper, tuvo el placer de celebrar su centenario en el máximo escalón deportivo. Ayer se cumplieron 15 años de aquel último día de máxima felicidad para el murcianismo.

Durante los últimos quince años, los aficionados pimentoneros han vivido más sinsabores que alegrías como, entre otros, descensos deportivos y administrativos o limbos presidenciales. Ponferrada fue la penúltima ciudad donde los granas celebraron un ascenso y, tras ella, Lugo presenció cómo el Murcia volvía a su casa, Segunda División. Actualmente el club está pasando por una de las peores etapas de su historia pero, como se demuestra cada fin de semana, la ilusión de su afición sigue intacta y ya piensa en revivir algo de lo que solo quedan recuerdos.

Desde aquel logro en El Toralín han pasado hasta siete presidentes por el club y el equipo ha perdido tres categorías

Mayo, mes del Murcia

En un mes donde el mundo del fútbol, año tras año, está inmerso en la final de Champions League, existe una silenciosa mayoría que se desvive por la supervivencia o el ascenso de su club local, como es el caso de los murcianos. En su historia reciente se han vivido dos ascensos. Uno a Primera y otro a Segunda. Y es que los murcianistas más supersticiosos se pueden permitir soñar con un posible ascenso en Alicante a la categoría de bronce. Tanto en El Toralín ante la Ponferradina, como en el Antxo Carro ante el Lugo, los partidos que decidieron el ascenso se jugaron este mes. Tanto es así, que en la temporada 2010-2011, Real Murcia y Lugo jugaron la fase final de promoción de ascenso en las mismas fechas que podría obrar otro milagro el equipo grana en Alicante: 22 y 29 de mayo.

Pablo Haro: «Con nuestra afición somos fuertes y hacemos buenos partidos»

En comparación con aquella época, hoy en día todo luce de color negro. Pero el Real Murcia tiene la posibilidad, durante estas semanas, de volver a sonreír y, por qué no, volver a celebrar en la fuente de ‘La Redonda’ un ascenso más de diez años después.

Los de Mario Simón tienen la oportunidad de devolver, poco a poco, la ilusión de retornar al fútbol profesional a una afición acostumbrada al sufrimiento. Igual que Aguilera, Iván Alonso o Chando hace tres lustros en Ponferrada, los jugadores de la actual plantilla tienen la oportunidad de pasar a la historia grana.

El Murcia y su afición se solidarizan con el Banco de Alimentos

Dicen que el que menos tiene es el que más da, y tanto el Real Murcia como su afición no escatiman cuando se trata de solidaridad. El club, junto a Gavin J. Pearce, aficionado ilustre de las gradas murcianistas, ha promovido una acción en ayuda al Banco de Alimentos del Segura (FESBAL). Esta consistió en ofertar camisetas en colaboración con el Murcia. La afición respondió de manera inmediata para su compra y se llegó a las más de doscientas ventas.

Con la recaudación de 762 euros, Mario Simón y Gavin, en representación del club y su afición, hicieron entrega del cheque conmemorativo al FESBAL. El Real Murcia se hizo eco en sus redes sociales reflejando que «nos llena de orgullo y refrenda nuestra idea de que la afición, en los momentos buenos y en los malos, siempre es señora».

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.