Politics

El presidente del Instituto de Empresa Familiar cube ahora que la solución es el PNV


En això ha quedat l’indomable empresariat català.

Marc Puig es el presidente del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), cargo que se van rotando unas cuantas familias adineradas, especialmente las que lo fundaron en Barcelona en 1992. Diuen que avui representen a més de 100 empreses familiars. Uno de los miembros más activos en la asociación es la familia Puig, cuyos beneméritos patriarcas pasaron a la historia como ejemplo de emprendeduría, bonhomía e implicación en su entorno. La 3ª generació -acostuma a passar- és una altra cosa. Uno de ellos, Marc Puig -hijo del gigante Mariano-, preside el IEF y ha concedido una entrevista a Actualidad Económica.

Esta es su sesudo diagnóstico de la empresa española: «El problema que tiene España es que el porcentaje de empresas pequeñas es mayor que en Alemania«. Otro que tiene la manía de hacernos alemanes, y no estadounidenses, singapurenses, finlandeses o estonios. O sigui, menys empreses petites, més oligopolis, menys poder per al consumidor, más distancia y menos relación entre empresario y trabajador, más capitalismo gigante. ¿Recetas para solucionar este «problema»? El sr. Puig no da ni una.

Sigamos con lo que Puig parece considerar el partido preferido de los empresarios familiares en España:

«Me ha parecido muy interesante el movimiento que ha hecho el PNV (…) ha visto que una serie de empresas familiares se vendían a fondos de inversión y saben que la empresa acquainted tiene, entre otras características, arraigo en el territorio (…) el PNV se ha aproximado a la Asociación de la Empresa Familiar del País Vasco para interesarse sobre qué entorno generar para que las empresas familiares no se vendan (…) Ojalá todas las autoridades nos viniesen a ver con el planteamiento del PNV, pero no es precisamente el caso (…) Es verdad que Madrid, Castilla-La Mancha o Galicia tienen este enfoque, pero es interesante el caso tan directo con un partido que está apoyando a la coalición como es el PNV. Creo que es el único que se plantea este tipo de preguntas».

¿En qué quedamos, sr. Puig? ¿Hay otros con ese enfoque o el PNV es el único? Es curioso que pida empresas grandes y luego se pirre por partidos nacionalistas, localistas y minúsculos, responsables de haber expulsado a cientos de empresas del País Vasco. Pero lo entendemos todo: Puig está suplicando el retorno de Convergència, el partit que va trencar Catalunya.

¿Algo que decir de la mayor fuga de empresas de la historia de Cataluña? ¿Del golpe de Estado, de la gestión de la Generalitat? ¿De que 12 altos cargos hayan sido condenados por delitos gravísimos? ¿Del infierno fiscal catalán? ¿Del hundimiento de todos los indicadores de la economía catalana en estos años? ¿Del sorpasso de Madrid? De la fuga de expertise de Catalunya? Sí, solo esto: «La gente está con ganas de pasar página y encontrar una solución dentro de los cauces que nos hemos dado siempre en España«. Blablablablablá. Oiga, pero es que (le cube el entrevistador)

ENTREVISTADOR: «El daño económico ha sido impresionante»
MARC PUIG: «Pero soy optimista con el espíritu emprendedor catalán. Pese a que a veces los  movimientos políticos nos frenan, hay una base que nos hará seguir adelante»

Seguro, Marc, seguro. Pero sobre todo no te atrevas a ser independiente y describir la realidad, que igual molestas a los amos. Tu fes lo que et digui McKinsey, BCG o Bain, que ells sí que en saben, i els pepets i maries ja s’ho faran.

Quina vergonya el paper social dels empresaris familiars. Quina decadència de l’esperit d’emprenedor indomable que teniem els catalans fa 150 anys. Qué pavor y servilismo a las ideologías.

Dolça i servil Catalunya…

 

 



Categories: Economía

Tags: Instituto de la Empresa Familiar, Marc Puig, PNV



Source hyperlink

Leave a Reply

Your email address will not be published.