Politics

El fin de la pandemia allana el camino a ACS


ACS presentó este jueves sus resultados del primer trimestre de 2022, y el mercado recibió las cifras publicadas por la empresa de Florentino Pérez como una señal clara de una recuperación animada por la esperanzadora vuelta a la normalidad tras el presunto final de la pandemia.

Los tres primeros meses del año financiero sirvieron para que ACS recogiera un beneficio neto atribuible de 136 millones de euros, cantidad que implicó un crecimiento del 59,7 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado.

Las ganancias de la empresa constructora durante este periodo se apoyaron en un incremento interanual del 8,4 por ciento en las ventas, que alcanzaron los 6.926 millones de euros. Y sobre todo, se fraguaron al calor de un regreso a la actividad que benefició tanto a sus negocios de construcción como a sus concesiones.

“Todas las actividades han tenido un buen comportamiento operativo, destacando especialmente la recuperación del tráfico en las autopistas de Abertis por encima de los niveles prepandemia”, explicaban desde ACS. “En concreto, la contribución de Abertis al EBITDA ha mejorado en 20 millones de euros y el beneficio neto del grupo en 16 millones de euros”, añadían.

Y ante esta constatación de que ACS vuelve a una senda ascendente en un contexto donde el Covid-19 ya no es la principal preocupación del mercado, los expertos ratificaron una confianza en la compañía que todavía no se ha transferido a unos inversores ávidos de noticias sobre qué adquisiciones puede llevar a cabo la compañía.

ACS (ACS)ACS (ACS)

-0,21-0,86 %

24,18

Las cifras respaldan la hoja de ruta de ACS

“Por negocios, la actividad en su conjunto presenta un sólido crecimiento de +8,4 por ciento, apoyada por la recuperación frente a un débil 2021 aun afectado por la pandemia, y gracias al impacto positivo del dólar”, explicaba Juan Tuesta en su análisis para Bankinter.

El técnico del banco resaltaba la buena evolución con crecimientos relevantes de doble dígito a nivel ebit de todas las divisiones, y destacaba que la cartera total de proyectos de la empresa subía un 4,6 por ciento hasta los 65.870 millones de euros.

Con esas cifras en la mano, sumadas a la posición de 665 millones de euros de caja neta de la compañía tras el pago de dividendos y la operación de compra de acciones de su filial australiana Cimic, Tuesta opinaba los patrones de ACS eran claramente positivos, reiterando una recomendación de compra que acompañaba de un precio objetivo de 30,7 euros.

“Una de las claves a futuro del valor sigue siendo la potencial inversión de los 5.000 millones de euros obtenidos por la venta de su negocio de servicios industriales a Vinci. Al precio actual de mercado, consideramos que hay valor en los negocios de ACS […] que aún no se está reflejando en la cotización” matizaba el analista.

Ángel Pérez Llamazares, de Renta 4, compartía esta visión optimista respecto a los resultados de ACS, apuntando que “las ventas muestran una clara mejora en todas las áreas gracias a la recuperación de la actividad, principalmente en Estados Unidos y Australia”.

La acción sigue titubeando a falta de noticias sobre adquisiciones

ACS contaba a fecha del 13 de mayo con un precio objetivo promedio establecido por el consenso de analistas de 30,87 euros, dejando así su potencial de retorno a 12 meses cerca del 28 por ciento, partiendo de la cotización de 24,10 euros que marcaban sus títulos durante el ecuador de la jornada del viernes.

La empresa presidida por Florentino Pérez registraba esta cotización en torno a los 24,10 euros, precisamente, después de que su valor se recortara hasta un 1,19 por ciento durante la sesión del 13 de mayo.

Y es que a pesar de la buena acogida de los resultados entre los analistas, que sirvieron para que firmas como Banco Sabadell, Alantra Equities o Banco Santander reiteraran precios objetivos en torno a los 30 euros establecidos como promedio del consenso, los inversores parecen seguir viendo algo de incertidumbre en el camino de ACS.

Pérez Llamazares recogía parte de estas dudas, señalando que esperaba que la empresa pudiera ofrecer una mayor visibilidad en torno al tipo de deterioro que se pueda derivar de la situación global vigente, así como sobre una posible adquisición de activos de infraestructuras tras la desestimación de la compra de Atlantia.

Desde Bloomberg Intelligence compartían esta visión, matizando que “el repunte prolongado y sostenible de los beneficios de ACS en el primer trimestre […] pone el foco en cómo será la estrategia y la asignación de capital de 2022”.

Florentino Pérez y el nuevo CEO del grupo, Juan Santamaría, tendrán que apuntalar con firmeza la búsqueda de nuevas vías estratégicas para respaldar en el mercado la confianza ya depositada por los expertos.

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Facebook | Linkedin | Flipboard. También en su app de mensajería: Telegram






Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.