News

El caso de Georgina en primera persona: “Puedo imaginar su dolor. Lo que le ha pasado es horroroso”


Con 39 aos, quien responde a las iniciales de S.B. ha sufrido tres abortos llamados de repeticin. Los tres sucedieron entre 2020 y 2021 y en los tres hubo partos naturales, hubo contracciones, hubo dolores. Durante la conversacin hay un kleenex cerca, necesario, porque explicar en voz alta datos mdicos puede ser sencillo cuando no nos toca en nuestras propias costuras.

Si usamos un lenguaje fro, los abortos de repeticin, que suelen ser una muestra de infertilidad,ocurren cuando una mujer sufre al menos dos seguidos, o tres, si estos suceden de modo alterno con embarazos exitosos. Si a esta descripcin, se le ponen nombres, apellidos y sueos… la cosa cambia. Y de qu manera.

La triste noticia del fallecimiento durante el parto de uno de los bebs que esperaban Cristiano Ronaldo y Georgina Rodrguez ha puesto sobre la mesa la realidad de los embarazos que no llegan a trmino; de aquellos que tienen un deadly desenlace justo al closing de la gestacin; del dolor que queda; y de esa oquedad que algunos, a veces incluso las propias parejas, no alcanzan a comprender en toda su dimensin.

Cuenta S.B: “Los dos primeros fueron en el hospital, con 7 y 9 semanas, respectivamente. El tercero, apenas hace unos meses, fue casi en la semana 11 y yo estaba en casa. Despus de unas contracciones de parto, lo ech literalmente en el vter. Tir de la cadena“. Esa imagen se qued para siempre en su memoria.

Esta mujer tuvo previamente un embarazo completamente regular y hoy, su fruto tiene 6 aos. Por eso, quiz, los dems pueden no tomarse su prdida con la misma gravedad. No tiene un diagnstico claro todava, aunque un hipotiroidismo autoinmune y un antecedente de trombofilia podran ser la explicacin para que le resulte tan difcil llevar sus embarazos a trmino.

“En el ltimo, llegu a dilatar el tero y despus tuve que quedarme en cama una semana. Tuve unos dolores tremendos y, como me dicen los mdicos: ‘Has tenido la peor parte de un parto pero sin la recompensa del beb, sin oxitocina”, relata.

S.B. confiesa que en esos momentos tan duros, por parte del entorno es muy difcil acertar con un comentario oportuno: “Me han dicho cosas como ‘que si no tena que ser, mejor as’, pero no reconforta. En el caso de Georgina, puedo imaginar su dolor. Lo que le ha pasado es horroroso”.

Con una situacin laboral precaria cuando sucedieron los tres abortos, S.B., adems, tuvo que vivirlo en secreto. No convena que ella pareciese enfermiza, as que el ltimo, sin ir ms lejos, lo ‘soluciono’ contando en el trabajo que se trataba de una intervencin ginecolgica, “y ya est”. Toda la procesin fue por dentro.

Ahora, ni ella ni su pareja estn preparados para buscar un nuevo embarazo. La asignatura pendiente es encontrar tiempo para s misma y poder vivir su duelo: “Por mi familia, que es maravillosa, y por mi hijo sobre todo”, concluye. En ella, mediante una joya que siempre lleva, est siempre el recuerdo de sus “bebs”.

Qu es mejor decir y qu mejor callar

Sabina del Ro Ripoll, psicloga perinatal y directora de Calma (Centro de Psicologa y Especialistas en Maternidad), explica que cualquier prdida de un hijo que no ha nacido es igual de importante, en relacin a las diferencias que pueden hacerse con una muerte en el momento del parto y una prdida en el primer trimestre de embarazo, por ejemplo. “No nos preguntaramos si es lo mismo que se muera un hijo con 5 aos o con 10, no?”, cuestiona.

Elo 15 octubre es el Da Mundial del Duelo Perinatal. La psicloga afirma que das como este son muy importantes para la visibilizacin de este tema: “Es algo tan doloroso que nos cuesta hasta nombrarlo, pero no hablar de ello lo empeora”, cube.

Aunque muchas veces no sepamos cmo acertar ante una prdida como estas, Sabina del Ro recomienda algunas frases: “No s cmo debes sentirte”, “Estoy aqu si me necesitas”, and so on., o sencillamente, el silencio o ofrecer “un abrazo”. “Lo que no suele ser acertado es decir cosas como ‘eres joven’, ‘si no tena que ser, mejor as’, ‘esto es muy frecuente’, ‘vuelve con tu vida lo antes posible’… “Nadie nos hara estos comentarios si fallece otra persona. En este caso sucede lo mismo, porque aunque ese beb no hubiese nacido, supone la prdida de un futuro, de unos proyectos, y esto hay que validarlo. No podemos hacer como si nada”, precisa la experta.

Adems, concluye, “es muy necesario considerar a las personas que han sufrido la prdida como padres y al feto, como un hijo”.



Source hyperlink

Leave a Reply

Your email address will not be published.