Sports

El Barça se conjura con la afición antes de la ultimate

Act. a las 20:04

CEST


Prácticamente recién llegados desde Barcelona, un nutrido grupo de Dracs jugó un papel importante en la semifinal del viernes ante el Benfica al no parar de animar al equipo cuando peor iban las cosas. 

Instalados en una parte muy lateral de una de las tribunas, cantaron hasta quedarse afónicos e hicieron gala una vez más de su barcelonsimo, como sobre todo en la ultimate de la Champions ante ElPozo que se disputó en el Palau a puerta cerrada y en la que no se callaron ni un segundo fuera de la instalación pero lo más cerca posible de sus ídolos. O con la despedida antes de los play-off exprés por el título de liga en 2020.

Al igual que sucedió en un sinfín de ocasiones en las épocas de Marc Carmona y de Andreu Plaza, con Jesús Velasco la comunión entre la sección y sus aficionados sigue siendo perfecta

Éxtasis con los Dracs tras pasar a la ultimate

| FCB – VÍCTOR SALGADO

De hecho, los jugadores se quedan en el Palau después de los partidos el tiempo necesario tras los partidos para agradecerles su apoyo y su devoción por el fútbol sala azulgrana. Y lo más importante, sea cual sea el resultado.

Y de forma paralela, la hinchada valora enormemente los esfuerzos que están realizando los jugadores y el cuerpo técnico en un curso especialmente duro por el covid, las lesiones y los problemas de efectivos con una plantilla más corta que en años anteriores.

Pues bien, en una iniciativa loable por parte del membership con el directivo Aureli Mas como principal representación institucional acompañado por varios miembros de la Comissió y con el departamento de prensa al frente, el equipo aprovechó la mañana libre de ayer para organizar un encuentro con la afición desplazada a Riga para la Final Four, la gran mayoría de ellos Dracs aunque también acompañantes de los jugadores o de la expedición.

Pito, firmando un autógrafo a un joven barcelonista

| FCB – VÍCTOR SALGADO

Los jugadores firmaron un montón de autógrafos y hicieron múltiples ‘selfies’ con todos los aficionados, que les desearon suerte para la ultimate de este domingo. Además, este sencillo y emotivo acto ha quedado inmortalizado con una foto de grupo junto al resort de concentración del Barça en la capital de Letonia.

Este domingo ante un equipazo como el Sporting volverá a ser clave el apoyo incansable de esos Dracs junto con algunos otros barcelonistas que estarán presentes en el Arena Riga para el sueño de alzar la cuarta Champions del membership, emulando las conseguidas con Marc Carmona en Lleida 2012 y en Bakú 2014, y más recientemente en la period de Andreu Plaza en esa citada ultimate del Palau hace dos años (fue aplazada varios meses por el covid y se disputó finalmente en octubre).

Source hyperlink

Leave a Reply

Your email address will not be published.