Politics

BBVA gana un 36,4% hasta marzo y logra el mejor resultado recurrente de su historia


BBVA obtuvo un beneficio atribuido de 1.651 millones de euros en el primer trimestre de 2022 (+36,4% interanual), gracias al crecimiento de los ingresos, impulsados por el dinamismo de la actividad (+10,6%), y a la mejora de los indicadores de riesgo.

La entidad ha destacado que, entre enero y marzo, registró el mayor margen neto y el mayor beneficio recurrente de su historia, con un incremento del 59,8% respecto del resultado recurrente del primer trimestre de 2021. Asimismo, ha subrayado que experimentó un “extraordinario avance” en la ejecución de su estrategia, con un trimestre récord en captación de nuevos clientes y canalización de financiación sostenible.

“En el primer trimestre de este año, hemos obtenido unos magníficos resultados, con buenas dinámicas en todas las unidades de negocio, principalmente gracias al crecimiento de los ingresos, impulsados por el dinamismo de la actividad, y también a la mejora de los indicadores de riesgo. Destacan la notable mejora de la rentabilidad y de la eficiencia, que nos sitúan a la cabeza de nuestros competidores europeos. Estos resultados reafirman nuestra confianza en alcanzar los objetivos que nos hemos marcado para 2024”, ha señalado el consejero delegado de BBVA, Onur Genç.

BBVA ha explicado que los resultados en el primer trimestre se han visto impulsados por el buen comportamiento de los ingresos recurrentes del negocio bancario (margen de intereses y comisiones), favorecido por la positiva evolución de la actividad, y por las menores provisiones y saneamientos.

El margen de intereses alcanzó 4.158 millones de euros, un 20,5% más que en el primer trimestre de 2021. En esta línea destaca, principalmente, la evolución de México, Turquía y América del Sur, en términos de actividad, y donde ya han comenzado a reflejarse las subidas de tipos de interés llevadas a cabo por las autoridades monetarias en 2021 y durante el primer trimestre de 2022.

Las comisiones netas también mejoraron en el periodo, con un alza del 9,5%, hasta 1.241 millones de euros. Así, los ingresos recurrentes alcanzaron 5.399 millones de euros, un 17,8% más que en el primer trimestre de 2021. Esta partida acumula ya cuatro trimestres consecutivos de subidas, ha destacado el banco.

El resultado de operaciones financieras (ROF) cayó un 0,3%, hasta 580 millones de euros. El margen bruto mejoró un 15,2% interanual, hasta 5.939 millones de euros.

Los gastos de explotación de 2.415 millones de euros se incrementaron un 4,8% interanual. “El fuerte crecimiento del margen bruto ha permitido que las mandíbulas se hayan mantenido abiertas y que el ratio de eficiencia se haya situado en el 40,7%, el mejor del grupo de entidades europeas comparables, tras registrar un descenso de 528 puntos básicos con respecto al cierre de 2021”, ha precisado la entidad.

Como resultado, el margen neto alcanzó la cifra récord de 3.525 millones de euros (+23,7% interanual).

Las líneas de deterioro de activos financieros y provisiones y otras pérdidas y ganancias registraron caídas interanuales del 17,9% y del 88,5%, respectivamente. Los menores saneamientos crediticios permitieron que el coste del riesgo acumulado descendiera del 0,93% a 31 de diciembre al 0,82% a 31 de marzo, una evolución mejor de la prevista. El resto de indicadores de riesgo también mejoraron en los primeros tres meses del año. Entre el 31 de diciembre y el 31 de marzo, la tasa de mora bajó del 4,1% al 3,9% y la de cobertura se elevó ligeramente del 75% al 76%.

bbva areas primer trimestre
Resultado atribuido por áreas de negocio (variaciones en euros constantes).

El ROTE se situó en el 15,9%, con un ROE del 15,1% en el trimestre.

En cuanto a stability y actividad, la cifra bruta de préstamos y anticipos a la clientela alcanzó 346.434 millones de euros, un 7,3% más que a 31 de diciembre, gracias principalmente a los préstamos a empresas y, en menor medida, a particulares. Los recursos de clientes crecieron un 9,1%, hasta 507.961 millones de euros, impulsados sobre todo por los depósitos a la vista.

El patrimonio neto tangible por acción más dividendos se situó en 6,93 euros. El pasado 8 de abril, el banco pagó un dividendo complementario de 0,23 euros brutos por acción. Este pago se suma a los 0,08 euros por acción que la entidad pagó en octubre y constituye el mayor dividendo en efectivo por acción (0,31 euros) abonado por el grupo en la última década.

En relación al capital, el ratio CET1 ‘fully loaded’ del grupo se situó en el 12,70% a 31 de marzo de 2022, prácticamente estable desde el cierre de 2021, a pesar del fuerte crecimiento de la actividad en este primer trimestre del año y de haber absorbido 10 puntos básicos por la inversión de 300 millones de dólares en el banco digital brasileño Neon. Además, esta cifra se mantiene por encima del rango objetivo fijado por el grupo (entre el 11,5% y el 12%) y del requerimiento regulatorio (8,60%).



Source hyperlink

Leave a Reply

Your email address will not be published.